img

RG ’22: Nole y Rafa en 4ta ronda

El campeón defensor Novak Djokovic produjo otra exhibición sobresaliente al llegar a la cuarta ronda del Abierto de Francia sin perder un set en toda la semana. Djokovic de Serbia, de 34 años, ganó 6-3, 6-3, 6-2, salvando un punto de quiebre en el tercer set, contra Aljaz Bedene de Eslovenia. El máximo favorito sigue en camino a un posible encuentro de cuartos de final con el 13 veces campeón de España, Rafael Nadal. Nadal, de 35 años, también pasó a los octavos de final el viernes con una victoria por 6-3, 6-2, 6-4 sobre su oponente holandés Botic van de Zandschulp. Nadal, quien fue derrotado por Djokovic en una apasionante semifinal el año pasado, se enfrentará al canadiense Felix Auger-Aliassime en París el domingo. Un elemento intrigante de ese partido es que Toni Nadal, el tío de Rafael, quien lo entrenó en 16 de sus 21 títulos principales, es parte del equipo del noveno sembrado Auger-Aliassime. Djokovic sigue en carrera. Entre Djokovic y la posibilidad de un encuentro número 59 en su carrera con Nadal está el decimoquinto sembrado argentino Diego Schwartzman, su oponente en octavos de final. Después de un comienzo interrumpido en 2022, Djokovic está comenzando a verse mejor y enfrentará su mayor prueba en lo que va del año en Roland Garros contra el semifinalista de 2020 Schwartzman, quien venció al 18° sembrado Grigor Dimitrov 6-3 6-1 6-2 . A Djokovic no se le permitió jugar en el Abierto de Australia, ni en torneos en Estados Unidos, porque no estaba vacunado contra el Covid-19. Eso significaba que solo tenía un torneo antes de la gira europea sobre tierra batida y, después de un comienzo comprensiblemente oxidado en Montecarlo, llegó a las semifinales del Abierto de Madrid antes de ganar el Abierto de Italia. La victoria en Roma lo reinstaló como el favorito para ganar en la tierra batida de París y ante Bedene demostró por qué con una actuación soberbia que hizo que pareciera una rutina. La presión se puso instantáneamente en el servicio del esloveno cuando Djokovic intentó imponerse temprano. Bedene, quien representó a Gran Bretaña entre 2015 y 2018 antes de volver a su país de nacimiento, salvó cinco puntos de quiebre en sus dos primeros juegos de servicio antes de que un débil revés a la red finalmente le diera la ventaja. Djokovic sirvió impecablemente en su camino hacia la victoria en los primeros dos sets, lo que le permitió a Bedene reclamar solo cinco puntos recibidos. El altísimo nivel de dominio cayó ligeramente al comienzo del tercero, dejando a Djokovic con la necesidad de luchar contra un punto de quiebre en el juego inicial. Una vez que logró eso, Djokovic volvió a romper el servicio de Bedene para una ventaja de 3-1 y selló la victoria con otro quiebre en su segundo punto de partido. El exentrenador del Arsenal, Arsene Wenger, estuvo entre varias figuras del fútbol que estuvieron en Roland Garros el viernes, el día antes de que París albergue la final de la Liga de Campeones, con el ganador de la Copa del Mundo de 1998 y leyenda del Real Madrid, Zinedine Zidane, mirando a Nadal. Djokovic dijo: “Es un honor que estas leyendas del mundo del fútbol vengan a verme. Y la mayoría de los tenistas somos fanáticos del fútbol”. “Vi a Arsene al comienzo del partido. Me afectó positivamente. Tuve aún más motivación para jugar bien”. Por otra parte, el sexto sembrado español de 19 años, Carlos Alcaraz, venció al sembrado número 27 estadounidense Sebastian Korda por 6-4, 6-4, 6-2 en la sesión nocturna en la cancha Philippe Chatrier. Hubo más alegría española cuando el clasificado Bernabe Zapata Miralles eliminó al estadounidense John Isner, sembrado número 23, en cinco sets. Zapata Miralles, de 25 años, sirvió para el partido con 5-3 en el cuarto set y aunque Isner remontó para llevarlo al decisivo, el número 131 del mundo pudo reponer y asegurar la victoria 6-4 3-6 6-4 6-7 (5-7) 6-3. Ahora jugará contra el tercer sembrado alemán Alexander Zverev, quien venció a Brandon Nakashima 7-6 (7-2) 6-3 7-6 (7-5).

×